Economía

Venezuela: Cómo el imperio empresarial de Alex Saab, el corredor financiero de Nicolás Maduro, encontró un centro neurálgico en México | Estados Unidos

Un cartel en Caracas pidiendo la liberación de Alex Saab, en una foto de archivo de septiembre de 2021.LEONARDO FERNANDEZ VILORIA (Reuters)

Para Alex Saab, todos los caminos parecen conducir a México. El empresario colombiano, y un importante proveedor del chavismo en los últimos años, quien fue nombrado por la Casa Blanca como el reparador financiero de Nicolás Maduro, se encuentra en el centro de una disputa diplomática entre Caracas y Washington luego de que fuera extraditado a Estados Unidos en Octubre.

Saab enfrenta 20 años de prisión por cargos de lavado de dinero y su destino se decidirá en un tribunal de Florida. Pero su imperio empresarial encontró un centro neurálgico en México, desde donde gestionó transacciones multimillonarias utilizando petróleo venezolano y creó una red de empresas opacas para transportar toneladas de alimentos.

Esta semana, salió a la luz otro esquema vinculado a Saab, que involucró el movimiento de $ 64 millones en suministros a través de empresas fantasmas, paraísos fiscales y, nuevamente, empresas mexicanas, según una investigación de la organización no gubernamental Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad. Las revelaciones que se han emitido, y las que están por llegar, amenazan con arrastrar al barro a la élite política y económica de Venezuela, ambos elementos clave en la maquinaria de la red de Saab.

El periodista Roberto Deniz, cuyo trabajo ha sido fundamental para desentrañar los poderes del empresario de 49 años, dijo en un artículo esta semana que el juicio de Saab podría ser un nuevo caso para Odebrecht debido a la cantidad de políticos latinoamericanos involucrados en el proceso. proceso. sus negociaciones.

“Ya no es Brasil, sino Venezuela, que es el centro de una turbia red de negocios que involucra a figuras poderosas de varios países”, dice Deniz, quien todavía está asediado por los constantes ataques del gobierno de Maduro. Los intereses comerciales de Saab fueron investigados por Brasil, Ecuador, Colombia, Suiza y Reino Unido, entre otros países.

READ  ¿Cómo pueden los indios iniciar un negocio en Canadá?

Washington acusa a Saab de establecer un sistema de soborno para los funcionarios del gobierno de Chávez, malversar fondos públicos y transferir $ 350 millones de Venezuela a cuentas administradas por él y sus asociados en el exterior. A su vez, Saab se declaró inocente. En una acusación formal contra cinco de sus asociados en el Tribunal de Distrito de EE. UU. Para el Distrito Sur de Florida, hecha pública el 7 de octubre, Se citan transferencias por un total de más de $ 70 millones a empresas mexicanas vinculadas a la conspiración de fraude CLAP, en la que se vendieron alimentos de origen mexicano en Venezuela a precios altamente inflados a través de los Comités Locales de Suministro y Producción controlados por el gobierno.

«Los co-conspiradores utilizaron varias empresas que controlan para obtener contratos del gobierno venezolano para fabricar y exportar cajas de comida de México y paquetes de suministros médicos de varios países», dice la acusación.

En junio pasado, una investigación realizada por EL PAÍS y medios digitales venezolanos Armando.info reveló que las autoridades mexicanas desempeñaron un papel vital para garantizar que una red dirigida por Saab que movía millones de dólares en todo el mundo funcionara sin problemas. El acuerdo se basó en un plan para intercambiar petróleo venezolano por alimentos producidos en México, que fantaseaba con acuerdos de ayuda humanitaria. Los detalles de estos arreglos nunca fueron revelados, pero fueron concebidos con la intermediación de Maximiliano Reyes, subsecretario de México para América Latina y el Caribe, y facilitados con la participación del organismo estatal de Seguridad Alimentaria (Segalmex), según documentos en poder de El PAÍS y de Armando.info y entrevistas a personas directamente implicadas en la intermediación empresarial.

“Trabajamos partiendo del supuesto de que los empresarios que se acercan a nosotros lo hacen de buena fe y quieren tener mejores vínculos económicos en la región”, dijo Reyes en su defensa. Sin embargo, el esquema ha agregado tres nombres mexicanos a la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para hacer negocios con el gobierno de Maduro y la estatal Petroleum of Venezuela (PDVSA), así como coordinar sus operaciones a través de empresas fantasmas y paraísos fiscales. sistema sectorial. Como reveló otra rama de la investigación de EL PAÍS-Armando.info, otra señal de involucramiento político es la red vinculada a Saab que también llamó a la puerta de Petróleos Mexicanos (Pemex), aunque la venta de petróleo de PDVSA no parece haberse materializado. .

READ  Ted Cruz usó una máscara en honor a la batalla de 1835 con México mientras huía a Cancún.

El último tramo de documentos sobre el negocio de Saab muestra que entre 2019 y 2020, junto con el esquema petrolero venezolano, ocho empresas mexicanas participaron en exportaciones de alimentos a Venezuela por un valor de 64 millones de dólares. Los insumos estaban destinados al CLAP, el programa del gobierno venezolano para la distribución de alimentos a sectores vulnerables de la sociedad, que ya había estado bajo el microscopio por la mala calidad de los productos y los precios inflados. Según los documentos, la red utilizó empresas que emiten facturas falsas e importadores en paraísos fiscales, con líderes políticos acusados ​​de corrupción y vinculados a los niveles más altos de poder en Venezuela.

En 2016, durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, las empresas mexicanas fueron identificadas como monopolistas de la exportación de productos de baja calidad al sistema CLAP y bajo sospecha de prácticas corruptas. En 2018, la Secretaría de Estado de México (PGR) sancionó a estas empresas por involucrarse en un “esquema fraudulento”, pero se salvó el castigo tras alcanzar “acuerdos reparatorios” que rozaban lo simbólico. En 2019, con la sucesión de Peña Nieto de Andrés Manuel López Obrador, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México congeló las cuentas de 19 empresas e individuos que vendían alimentos al gobierno de Maduro.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, anunció el pasado fin de semana que ha presentado cinco cargos contra 25 personas vinculadas a la red Saab y al esquema CLAP. Nieto agregó que el acuerdo alcanzado por la PGR durante la presidencia de Peña Nieto es ilegal y presentó otra serie de denuncias ante la Secretaría de Función Pública, el ministerio de gobierno que actúa como contralor del gobierno federal. La UIF, que es parte de la Secretaría de Finanzas, está trabajando con la DEA y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, pero no está claro qué tan avanzada está la investigación o si habrá cargos formales contra los funcionarios gubernamentales en funciones.

READ  Pemex de México relaja las reglas de COVID-19 y ordena al personal de alto nivel que regrese al sitio

Después de más de un año detenido en Cabo Verde, Saab vio a un juez de Florida desestimar siete de los ocho cargos en su contra como parte de un acuerdo de extradición entre Estados Unidos y la nación insular africana. El único cargo contra el empresario es la formación de una conspiración de lavado de dinero. Maduro ha asegurado que Saab es un mártir y asegura haber sido enviado diplomático en nombre de su gobierno, a pesar de haber negado durante años cualquier vínculo con el empresario.

El gobierno de Maduro suspendió las negociaciones con la oposición en México a medida que avanzaba el proceso de extradición. Fuentes del gobierno venezolano dicen que la opacidad del imperio empresarial liderado por Saab -que fue pintado por el chavismo como un «agente anti-bloqueo» – es el único recurso que les queda para eludir las sanciones impuestas al país por Washington. Mientras todas las partes interesadas esperan las próximas audiencias, las revelaciones de juicios en los Estados Unidos y los acuerdos de culpabilidad que podrían estar en camino, México, Venezuela y los más de 30 países por los que han pasado sus negociaciones comerciales se preparan para nuevos choques. Caso Saab.

Prudencia Febo

"Explorador. Entusiasta de la cerveza. Geek del alcohol. Gurú de Internet sutilmente encantador. Erudito de la web en general".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar