Entretenimiento

Jazzar las cosas | Noticias en línea de Otago Daily Times

El sentido de la aventura de Duncan Haynes lo hizo actuar en todo el mundo. Atraído a Nueva Zelanda, le cuenta a Rebecca Fox que se restableció después de dos décadas viviendo en el extranjero.

El pianista de jazz Duncan Haynes describe su trabajo como miedo y alegría a partes iguales.

Incluso después de 20 años de tocar con los mejores músicos y en lugares importantes en todas partes, desde Londres y París hasta Polonia y Perú, esos sentimientos siguen ahí cuando sube al escenario.

“Si no [feel like that] estaría medio muerto “, dice.

Haynes regresó definitivamente a su hogar en Nueva Zelanda el año pasado después de que una visita le hizo darse cuenta de que sus padres estaban envejeciendo y que él tenía sobrinos y sobrinos que nunca conoció.

“He estado fuera durante 20 años y solo he vuelto a casa una vez, así que estaba muy lejos”.

Cuando apareció Covid, lo que lo obligó a permanecer recluido durante cuatro meses en París, también tuvo tiempo de reevaluar su carrera y su dirección.

“No estaba muy contento con la forma en que iban las cosas artísticamente en París.

“Después de correr, correr, correr para sobrevivir. Correr mentalmente todo el tiempo. Me obligó a detenerme, a reflexionar sobre por qué estoy haciendo esto. Tratar de ser el músico, artista y maestro que quiero ser”.

Así que está comenzando la vida de nuevo. Vive con sus padres en Waikanae, en la costa de Kapiti, y disfruta del ritmo de vida más lento que conlleva vivir tan cerca de la playa.

“Después de vivir 20 años en las grandes ciudades, estar a 50 metros de la playa es increíble. Nado todos los días, no estaba planeado, es algo que experimenté cuando hacía calor … y no paré, es un placer. No es para probar nada. “

Tener esta conexión con la naturaleza es algo que los neozelandeses consideran normal en su vida cotidiana, pero no es algo que haya experimentado viviendo en ciudades como París.

Poco a poco está haciendo conexiones en el mundo de la música de Nueva Zelanda nuevamente y está feliz de encontrar una gran cantidad de talento y variedad de músicos que se abren camino aquí.

READ  Zuria Vega y Alberto Guerra rompen esquemas mostrando a su hijo con vestido: FOTO

“Estaba emocionado de ver esto. Hay mucha gente realmente talentosa. He estado haciendo muchos shows; ha sido realmente bueno”.

Haynes formó un trío con el bajista / compositor de Wellington Jazz Cooperative Seth Boy y el baterista / compositor de jazz creativo y fundador de Wellington Jazz Cooperative, Mark Lockett.

En Dunedin, interpretarán parte de la música que Haynes ha escrito en los últimos años para el concierto inaugural de Albany St Jazz Loft.

“Tengo muchas ganas de jugar allí. La última vez que estuve en Dunedin fue en 1990. Tengo vagos recuerdos de eso, fue hace 30 años. Yo era un estudiante, un visitante en ese momento”.

Reacio a describir su trabajo – “es lo que me pasa por la cabeza todo el día” – como dice que otros lo describen mejor, cede en decir que es jazz contemporáneo y original el que es accesible.

“Quiero que la gente sea parte del momento que es la verdadera improvisación. Quiero que sigan el viaje, se involucren en una historia que está sucediendo. Pueden vernos interactuando.

“No es abstracto o fuera de ellos”.

En los espectáculos que ha hecho desde que regresó, descubrió que este enfoque realmente funciona.

“La gente realmente responde a la música y al momento”.

Haynes no es ajeno a los grandes cambios de vida y la búsqueda de aventuras, ya que dejó Nueva Zelanda para jugar en el extranjero a la edad de 20 años.

Primero parada en Londres, luego en Estados Unidos – Louisiana “en medio de la nada” – antes de seguir a su novia peruana a Perú.

“No podía hablar español cuando llegué. Por alguna razón, no estábamos muy felices allí”.

Tres años después, se mudaron nuevamente, esta vez decidieron mudarse a París, a pesar de no hablar francés.

– No conocíamos a nadie. ¿Porque? No sé decir. Algunos necesitan aventuras o desafíos, supongo.

READ  Costa de Acapulco: ¿Quién es? El Chile ??? Miembro tres mujeres lucharon por

Estas aventuras le permitieron muchas experiencias interpretativas diferentes. Uno de los aspectos más destacados es tocar en el legendario club de jazz, el más grande y antiguo del Reino Unido, Ronnie Scott’s, en Londres.

“Estaba muy orgulloso de jugar allí”.

También hubo actuaciones en festivales de toda Europa, incluido uno en la Isla de Wight con Florence and the Machine y la difunta Amy Winehouse.

“Estaba en buena compañía. No era el mismo número de personas en la audiencia”.

También sigue enamorado del músico neozelandés Bic Runga, con quien trabajó antes de irse de Nueva Zelanda. Sus arreglos de cuerdas adornan sus álbumes pop multiplatino. Conducir (1997) y bonita colisión (2002).

“Ella es una persona encantadora”.

A lo largo de los años, también ha habido “pequeños conciertos extraños aquí y allá” en toda Europa que se han destacado.

“Momentos musicales privados en los que sucedió todo lo que no puedes inventar. Todo lo que puedes hacer es intentar prepararte a ti mismo, al grupo y a participar con el espíritu adecuado. A veces las cosas simplemente despegan”.

Hizo algunos shows en Nueva Zelanda que fueron así, incluido un show de Directions in Jazz en Paekakariki.

“Fue una casa llena y tuvimos una espontánea ovación de pie al final. Hubo mucha energía y respuesta de la multitud. Fue realmente inspirador”.

Otra fue una actuación similar en el Festival de Jazz.

“Una vez más, simplemente se incendió. Es difícil escribirlo en un papel. Fue solo un momento en el que todos en la sala estaban, sí. Es la única razón por la que lo hiciste. Nunca serías músico si yo tuviera otro empleo. .. “

Se volvió adicto al jazz después de iniciarse como pianista clásico “haciendo sus notas como un buen chico”.

Pero después de encontrar algunas partituras para las canciones de Duke Wellington, comenzó a tocar.

“Estaba jugando bien, ni siquiera bateando. Pero luego lo hice por error y me gustó”.

Luego comenzó a tocar el trombón para la banda de la escuela y a comprar discos de jazz.

READ  En pleno programa en vivo, Andrea Legarreta abandona el escenario de 'Hoy' llorando

“Fue una combinación de que les gustó la canción y, finalmente, empezaron a sangrar juntos”.

Trabajando en una tienda de música en Auckland, fue invitado por un bajista a una audición para tocar en un bar local, un espectáculo que dirigieron y realizaron durante meses.

“Aprendí mucho en el trabajo, jugando”.

Esto lo llevó a descubrir la educación del jazz y obtener su licenciatura en interpretación de jazz en la Universidad de Massey y convertirse en músico profesional.

“Realmente lo disfruté. Me encanta el jazz, la libertad del momento y la narración de la vida real”.

Sin embargo, no se limitó solo al jazz, tocando pop, rock y música latinoamericana cuando estaba en América del Sur.

“Básicamente dije que sí y luego aprendí en el trabajo”.

Entonces, regresar a Nueva Zelanda es como comenzar una nueva etapa, dice.

“Está funcionando bien. Estoy haciendo nuevas conexiones y construyendo una reputación”.

Lo que más espera en esta próxima gira, que incluye espectáculos en Picton, Christchurch y Nelson, es volver a conectarse con lugares de la Isla Sur en los que no ha estado en décadas.

“Es genial que podamos hacer muchos espectáculos, pero también podemos ver a la gente, ver los lugares de interés. Así que será bueno volver a conectar con más de Nueva Zelanda”.

Su actuación en Dunedin será la primera para el nuevo Albany St Loft, una empresa iniciada por Dunedin Jazz, Cabaret and Performing Arts Trust.

El fondo tiene como objetivo llevar jazz contemporáneo innovador a Dunedin y presentar actuaciones en entornos íntimos, así como apoyar a artistas y un circuito turístico más robusto a Dunedin.

La portavoz de Trust, Karin Reid, dice que la esperanza es curar un programa de artistas intrigante y promover activamente la idea del “cruce” con escenas musicales distintas de la “escena del jazz” central en Dunedin.

PARA VER

El trío de Duncan Haynes
Albany Street Jazz Loft, arriba en Playhouse Theatre
Viernes 23 de julio
6:00 p.m. al comienzo de las 7:00 p.m.

Angélica Bracamonte

"Practicante de comida incurable. Amigo de los animales en todas partes. Especialista en Internet. Nerd de la cultura pop".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar