Ciencias

El descubrimiento de una antigua pieza de madera de 476.000 años de antigüedad reescribe la historia • Earth.com

El paisaje arqueológico rara vez es estático. Los descubrimientos cambian continuamente nuestra comprensión del pasado, obligándonos a volver a trazar los límites de lo que pensábamos que era posible o probable. Un reciente descubrimiento de carpintería antigua en las cataratas de Kalambo, Zambia, es un excelente ejemplo: nos presenta a los primeros homínidos constructores con habilidades inesperadas, que operaban mucho antes de la aparición de Homo sapiens.

Cataratas de Kalambo

Las condiciones únicas en Cataratas de Kalambo Fueron fundamentales para la extraordinaria preservación de los antiguos artefactos de carpintería.

La exuberante vegetación del sitio, sustentada por una fuente confiable de agua, cubrió las necesidades de la vida, lo que lo convirtió en un lugar constantemente atractivo para múltiples especies de homínidos durante vastos períodos de tiempo. Esta ocupación a largo plazo aumentó la probabilidad de que quedaran artefactos atrás.

Las inundaciones periódicas depositaron capas de sedimentos que protegieron estos preciosos restos de la descomposición y los estragos del tiempo. Los depósitos en capas actúan como una cápsula del tiempo natural. Permiten a los científicos crear un marco cronológico y asociar artefactos con períodos específicos de la prehistoria.

carpintería antigua

Dos troncos interconectados, cada uno de más de un metro de largo, forman la base de este estudio. Estos artefactos de madera ofrecen multitud de pistas sobre nuestros antepasados.

La madera utilizada en los troncos fue identificada como sauce, una especie común en la sabana africana. Esto proporciona información valiosa sobre los tipos de plantas y recursos accesibles para los homínidos en la región.

Los troncos muestran signos claros de modificación, incluidas muescas, extremos ahusados, raspaduras y posible evidencia de quemado. Estas características sugieren que alguien manipuló deliberadamente la madera utilizando técnicas raramente vistas en artefactos de este período temprano.

READ  Eclipse solar de 2023: vídeo en directo y últimas actualizaciones

Las muescas intencionales en los troncos indican que los diseñadores los ensamblaron en una estructura más grande. Esta estructura pudo haber servido como plataforma, refugio u otro tipo de construcción que los arqueólogos aún intentan identificar.

El nivel de habilidad requerido para modificar y ensamblar estos registros indica que estos primeros homínidos poseían mayores habilidades cognitivas y sofisticación tecnológica de lo que se creía anteriormente. Estos descubrimientos desafían las percepciones tradicionales de estos antiguos humanos y sus habilidades.

Datación precisa de carpintería antigua

Determinar la edad precisa de la estructura de madera fue esencial para comprender su significado. Para lograr esto, los científicos recurrieron a las características geológicas únicas de las cataratas Kalambo y emplearon una técnica de datación especializada llamada Luminiscencia estimulada por infrarrojos (IRSL).

IRSL apunta a minerales específicos como el feldespato, que se encuentra comúnmente en las capas de sedimentos. Estos minerales contienen un “reloj” natural afectado por la radiación de fondo.

Con el tiempo, los minerales acumulan energía debido a la radiación constante y de bajo nivel presente en el medio ambiente. Sin embargo, la exposición a la luz solar restablece este reloj natural.

Al medir la cantidad de energía retenida en los cristales de feldespato desde la última vez que fueron expuestos a la luz solar, los científicos pueden determinar cuánto tiempo han estado enterradas las capas de sedimento (y los artefactos dentro de ellas).

El análisis del IRSL reveló un resultado realmente sorprendente: la estructura de madera de las cataratas Kalambo se construyó hace aproximadamente 476.000 años. Esto sitúa la creación de la estructura firmemente en el Pleistoceno Medio, una época fascinante de la evolución humana temprana.

READ  Cómo ver la lluvia de meteoritos Lyrid

¿Quiénes fueron los constructores?

La edad de la estructura, determinada en aproximadamente 476.000 años, tiene profundas implicaciones. Esto sitúa su construcción mucho antes del surgimiento de nuestra propia especie, Homo sapiens.

El hecho de que los homínidos construyeran una estructura durante este período anterior nos obliga a reevaluar nuestra comprensión de sus capacidades.

Los investigadores teorizan que la impresionante habilidad y conocimiento necesarios para este tipo de carpintería debe haber sido poseída por una especie de homínido diferente. Esto abre una fascinante línea de investigación a medida que los científicos consideran posibles candidatos.

Especies como Homo heidelbergensis, que se sabe que existió durante esta época, se convirtió en una posibilidad probable. Sin embargo, un ancestro homínido aún más antiguo, aún por descubrir, también podría ser responsable de esta asombrosa hazaña.

Implicaciones de la carpintería antigua

El término “Edad de Piedra” conlleva la connotación de herramientas simples y un enfoque en la supervivencia pura y simple. Sin embargo, el descubrimiento de una compleja estructura de madera nos obliga a reconsiderar esta definición.

Además, la carpintería y la construcción sofisticadas indican un nivel de avance tecnológico que va más allá de la fabricación de herramientas de piedra, lo que sugiere un conjunto de herramientas mucho más rico y una base de conocimientos más amplia de lo que se suponía anteriormente.

Esta estructura no era sólo una solución improvisada para necesidades inmediatas. El tiempo, el esfuerzo y la habilidad invertidos en su creación apuntan a una acción deliberada y al deseo de modificar el entorno para un propósito específico.

Refleja un nivel de planificación y previsión que trasciende los simples instintos de supervivencia, sugiriendo un proceso de pensamiento más complejo y tal vez incluso objetivos a largo plazo.

READ  Sudán enfrenta una segunda ola de COVID-19 en medio de escasez de medicamentos y huelga médica · Global Voices en español

Organización social

La coordinación requerida para crear tal estructura sugiere una forma desarrollada de organización y comunicación social.

Es probable que los homínidos necesiten trabajar juntos, compartir conocimientos y posiblemente incluso tener algún tipo de liderazgo para llevar a cabo este proyecto.

Este descubrimiento enfatiza que el ingenio, la inventiva y las habilidades de colaboración humanas tienen raíces profundas que se remontan a mucho más atrás de lo que creíamos anteriormente.

“Estas personas estaban haciendo algo nuevo y grande con madera. Utilizaron su inteligencia, imaginación y habilidades para crear algo que nunca habían visto antes, algo que nunca existió”, señaló Larry Barham, el arqueólogo jefe.

Su trabajo destaca la adaptabilidad de nuestro linaje y abre las puertas a futuras investigaciones sobre el surgimiento del ingenio humano.

Esta investigación fue publicada en Naturaleza.

—–

te gustó lo que leíste? Suscríbase a nuestro boletín para recibir artículos interesantes, contenido exclusivo y las últimas actualizaciones.

Visítenos en EarthSnap, una aplicación gratuita presentada por Eric Ralls y Earth.com.

—–

Prudencia Febo

"Explorador. Entusiasta de la cerveza. Geek del alcohol. Gurú de Internet sutilmente encantador. Erudito de la web en general".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba