Economía

California y México abrirán un nuevo cruce fronterizo a fines de 2024

Los gobiernos de California y México firmaron un acuerdo el lunes declarando su compromiso de trabajar juntos para abrir un nuevo cruce fronterizo en Otay Mesa para fines de 2024.

Con la nueva puerta, la tercera en la región de San Diego, las autoridades buscan reducir los largos tiempos de espera en el puerto de entrada. El gol con la cruz añadida tiene un tiempo máximo de espera de 20 minutos.

Actualmente, los vehículos de pasajeros y camiones comerciales que cruzan la frontera Tijuana-San Diego pueden soportar esperas tediosas, lo que perjudica el negocio y la calidad del aire mientras están inactivos en la fila, dijeron las autoridades.

“Este nuevo puerto de entrada no solo estimulará la actividad económica, sino que también mejorará la calidad de vida de millones de californianos y mexicanos que frecuentemente cruzan una de las fronteras más transitadas del mundo”, dijo la Vicegobernadora Eleni Kounalakis.

Ella calificó el acuerdo como “un gran ejemplo del liderazgo de California en la lucha contra el cambio climático. El proyecto reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorará la movilidad en la región ”.

Se espera que Otay Mesa East, también conocido como el proyecto Otay II, proporcione un impulso económico de 1.800 millones de dólares al año, dijeron las autoridades.

Con la firma del memorando de entendimiento, California y México acordaron adherirse a los cronogramas de construcción, resolver rápidamente cualquier problema de política y establecer un marco para compartir los ingresos por peajes para el financiamiento del proyecto.

“Sabemos lo que se necesita para hacer esto. Tenemos algunos hitos que cumplir y ahora tenemos este documento que celebra nuestro compromiso con el proyecto ”, dijo el secretario de Transporte de California, David S. Kim, después de la ceremonia de firma el lunes en el sitio de construcción de Otay Mesa.

READ  Ted Cruz usó una máscara en honor a la batalla de 1835 con México mientras huía a Cancún.

En el lado de California, el proyecto de $ 1 mil millones ha asegurado $ 565 millones en fondos locales, estatales y federales. Se espera que el resto se financie principalmente con los ingresos por peajes.

Del lado mexicano, se está considerando una inversión de primera fase de más de $ 186 millones para cubrir obras de construcción y vías de acceso, según Roberto Velasco, director para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

El año pasado, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador incluyó el proyecto Otay II dentro de un plan de infraestructura con el objetivo de reactivar la economía.

Velasco enfatizó que este proyecto era un símbolo de una fuerte relación binacional. “Creemos en la construcción de puentes, no en la construcción de muros, y eso es importante para nosotros en ese sentido”, dijo.

“Este es el futuro de la relación entre Estados Unidos y México que queremos, un futuro en el que estemos más conectados y permitamos las muchas posibilidades diferentes que la vida en la frontera ofrece a nuestros dos países”.

Funcionarios de México y California, incluido el alcalde de San Diego, Todd Gloria, en el extremo izquierdo, asistieron a la ceremonia de firma del lunes en la comunidad de Otay Mesa en San Diego.

(Alexandra Mendoza – UT)

Inicialmente, Otay Mesa Leste contará con cinco carriles para vehículos y otros cinco para camiones comerciales, con la opción de ser intercambiables según el tiempo y la demanda, explicó María Rodríguez-Molina, gerente de proyectos de San Diego Assn. de los gobiernos.

Los peajes no se cobrarán en el punto de inspección de la Aduana y Protección Fronteriza de EE. UU., Sino en las casetas de peaje que se colocarán dentro de los EE. UU. A lo largo de la Ruta Estatal 11. Los estudios aún están en curso para determinar el costo.

El cobro de peaje será para el tráfico en dirección norte y sur. Los ingresos se dividirán entre Estados Unidos y México, agregó Mario Orso, director de proyectos de Caltrans.

Mario Orso, con un chaleco naranja, señala un mapa que está esparcido por la tierra con una roca que lo sostiene.

Mario Orso, director del proyecto Caltrans, con un mapa de la zona fronteriza.

(Alexandra Mendoza / UT en español)

En el lado estadounidense, el proyecto comenzó hace ocho años con la construcción de la carretera estatal 11. La construcción del nuevo puerto de entrada está en marcha en un sitio de 100 acres a pocas millas al este del actual cruce fronterizo de Otay Mesa.

En Tijuana, se espera que la construcción comience el próximo año para cumplir con el plazo acordado.

Prudencia Febo

"Explorador. Entusiasta de la cerveza. Geek del alcohol. Gurú de Internet sutilmente encantador. Erudito de la web en general".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar