Mundo

Xinjiang: China critica al Parlamento de Nueva Zelanda por declarar ‘abusos graves’ y advierte sobre posibles ‘daños’ a la relación

ACT originalmente tenía la intención de pedir a los legisladores que consideraran si se está produciendo un “genocidio” en Xinjiang, pero ese término se eliminó después de que dijera que el Partido Laborista, el partido del gobierno amenazó con detener el debate seguir adelante. Sin embargo, esto no ha impedido que los representantes de ACT, los Verdes y el Partido Maorí digan que el genocidio está en marcha.

“Nunca deberíamos tratar de silenciar las atrocidades de los genocidios, y esto les está sucediendo a los pueblos indígenas”, dijo Debbie Ngarewa-Packer del Partido Maorí. “Necesitamos llamar a estas atrocidades por lo que son, donde sea que estén sucediendo en el mundo”.

La ministra de Relaciones Exteriores y parlamentaria, Nanaia Mahuta, dijo a la Cámara que el Gobierno ha expresado constantemente serias preocupaciones sobre las actividades en Xinjiang, incluido el presidente chino, Xi Jinping. Sin embargo, cualquier determinación de genocidio, dijo, debe venir “después de una evaluación rigurosa basada en el derecho internacional”.

Nueva Zelanda ha ratificado la Convención de la ONU sobre Genocidio, que dice que el genocidio es uno de varios actos “cometidos con la intención de destruir, total o parcialmente, un grupo nacional, étnico, racial o religioso”. Estos actos incluyen matar a miembros de un grupo, causar graves daños físicos o mentales a los miembros de un grupo o imponer medidas para prevenir los nacimientos dentro de un grupo.

Aotearoa ha pedido constantemente a China que permita a los observadores de las Naciones Unidas acceder a Xinjiang para ver lo que está sucediendo allí, pero la superpotencia asiática se ha mostrado reacia a permitir la entrada de funcionarios sin restricciones.

READ  Evo Morales asumió el liderazgo del MAS de cara a las elecciones regionales y locales de Bolivia

“El propósito de la visita no debe ser una investigación o rendición de cuentas con presunción de culpabilidad. Ese no debe ser el objetivo”, dijo el viernes el embajador chino en Nueva Zelanda, Wu Xi. “China es un país soberano y la gente debe respetar la soberanía de China y cumplir con todas las leyes y regulaciones de China”.

Wu dijo a los participantes que la puerta a Xinjiang estaba abierta a “extranjeros imparciales” y que se estaban llevando a cabo conversaciones con las Naciones Unidas para la visita del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

En un discurso en China Business Summit el lunesLa primera ministra, Jacinda Ardern, dijo que las diferencias entre los intereses y valores de Nueva Zelanda y China “son cada vez más difíciles de conciliar”. Sin embargo, dijo que las áreas de diferencia “no necesitan definir una relación” y estas áreas “son parte de una relación integral”.

“Esperamos que China también vea en sus propios intereses centrales actuar en el mundo de manera consistente con sus responsabilidades como una potencia en crecimiento, incluso como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU”.

La decisión del Parlamento de Nueva Zelanda de no abordar el tema del “genocidio” lo aleja del Reino Unido y Canadá – ambos parlamentos declararon genocidio – y de Estados Unidos, que tenía dos gobiernos diciendo que se estaban cometiendo crímenes de lesa humanidad.

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar