Ciencias

Un nuevo estudio revela un mecanismo climático desconocido

Newswise — En un estudio reciente, se descubrió un mecanismo climático desconocido que ofrece información sobre el clima pasado y presente de la Tierra. La investigación se centra en el período Cretácico, cuando prevalecían altos niveles atmosféricos de dióxido de carbono. Al estudiar cómo las grandes corrientes oceánicas transportan agua cálida, el estudio destaca su papel crucial en la configuración de los gradientes de temperatura. Los hallazgos sugieren que los cambios continentales durante el Cretácico perturbaron estas corrientes, provocando diferencias significativas de temperatura entre los polos y los trópicos. Esta investigación no sólo mejora nuestra comprensión del clima pasado, sino que también destaca la importancia de las corrientes oceánicas en la configuración de los sistemas climáticos actuales.

[Jerusalem] – Un estudio de investigación realizado por Doctorado de la Universidad Hebrea. candidato, Kaushal Gianchandani, bajo la dirección de los profesores Nathan Paldor y Hezi Gildor del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad Hebrea, en colaboración con el Profr. Ori Adam y Sagi Maor de la Universidad Hebrea junto con Dr. Alexander Farnsworth y Prof. David Lunt de la Universidad de Bristol, Reino Unido, reveló un mecanismo previamente desconocido que influye significativamente en el clima de la Tierra. Esta investigación de vanguardia, publicada en Nature Communication, aplica un nuevo modelo analítico desarrollado por tres investigadores de la Universidad Hebrea hace dos años, centrándose en la circulación impulsada por el viento en la superficie del océano y destacando el papel fundamental de la geometría de la cuenca oceánica.

Este estudio explora el clima durante el período Cretácico, hace entre 145 y 66 millones de años, cuando había mucho dióxido de carbono (gas de calefacción) en el aire. Analiza cómo los grandes remolinos oceánicos, que transportan agua caliente desde los trópicos a los polos, influyeron en la diferencia de temperatura entre estas dos regiones. Esta diferencia de temperatura es crucial para comprender por qué hubo tantos tipos diferentes de plantas y animales durante el período Cretácico.

READ  Tenemos 13 años para encontrar 'otra Tierra' en el sistema estelar más cercano y así será, afirman los científicos

En su investigación, los científicos pretendían descubrir la compleja relación entre los cambios en los patrones de las corrientes oceánicas (circulación giratoria) que resultan de la disposición de los continentes en la Tierra y las variaciones en los gradientes de temperatura durante la era Cretácica, cuando los dinosaurios vagaban por la Tierra. Para ello, realizaron un análisis exhaustivo utilizando modelos informáticos que simulan climas antiguos. Sus hallazgos revelaron que el movimiento de los continentes de la Tierra durante el período Cretácico provocó una desaceleración de las grandes corrientes oceánicas responsables de transportar agua caliente desde el ecuador a los polos. Esta desaceleración alteró la forma en que el océano regulaba sus temperaturas superficiales, lo que resultó en un aumento significativo de las diferencias de temperatura entre los polos y los trópicos durante este período. Estos hallazgos se alinean con la evidencia geológica de la era Cretácica, proporcionando una comprensión más completa de la dinámica climática pasada.

Resultados clave:

Descubrimiento de un mecanismo previamente desconocido: El estudio reveló un mecanismo previamente desconocido que influyó significativamente en el clima de la Tierra durante el período Cretácico. Este mecanismo está relacionado con cambios en la distribución de los continentes que afectan los patrones de las corrientes oceánicas y su impacto en los gradientes de temperatura.

Implicaciones para el clima contemporáneo: Aunque el estudio se centra principalmente en el período Cretácico, tiene implicaciones para nuestra comprensión de los sistemas climáticos contemporáneos. Destaca la importancia de los giros oceánicos (patrones de circulación) en la configuración de la dinámica climática, tanto en el pasado como en la actualidad. Subraya la complejidad del clima de la Tierra y el fuerte efecto que pueden tener sobre él otros procesos distintos de la concentración de CO2.

READ  Los sonidos fantasmales de las auroras se pueden escuchar incluso cuando son invisibles

Centrarse en el período Cretácico: La investigación se centra principalmente en el clima durante el período Cretácico, que ocurrió hace aproximadamente 145 y 66 millones de años. Este período es interesante porque se caracterizó por altos niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, un gas de efecto invernadero que puede influir en las temperaturas globales.

Papel de los remolinos oceánicos (circulación giratoria): El estudio investiga el papel de los grandes remolinos oceánicos, conocidos como circulación giratoria, en el transporte de agua caliente desde los trópicos a los polos. Comprender cómo estas corrientes influyeron en las diferencias de temperatura entre los polos y los trópicos es crucial para comprender la biodiversidad y el clima del período Cretácico.

Impacto del movimiento continental: Los resultados de la investigación sugieren que el movimiento de los continentes de la Tierra durante el período Cretácico perturbó las grandes corrientes oceánicas responsables del transporte de agua cálida. Esta perturbación provocó aumentos significativos en las diferencias de temperatura entre los polos y los trópicos durante este período.

Validación con evidencia geológica: Los hallazgos del estudio se alinean con la evidencia geológica de la era Cretácica, brindando apoyo adicional para los mecanismos propuestos y mejorando nuestra comprensión de la dinámica climática pasada.
En resumen, esta investigación nos ayuda a comprender mejor la compleja relación entre los patrones de circulación oceánica, las diferencias de temperatura entre el ecuador y los polos y las condiciones climáticas pasadas. Si bien contribuye principalmente a nuestra comprensión del clima antiguo de la Tierra, también subraya la importancia de los procesos oceánicos en la configuración de los sistemas climáticos contemporáneos. Este conocimiento puede ayudar potencialmente a modelar y predecir los impactos del cambio climático en la era moderna, ya que los patrones de circulación oceánica continúan desempeñando un papel crucial en la regulación del clima global.

READ  La NASA está a punto de poner un radiotelescopio en la Luna

Prudencia Febo

"Explorador. Entusiasta de la cerveza. Geek del alcohol. Gurú de Internet sutilmente encantador. Erudito de la web en general".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba