Deporte

Última caravana de migrantes se rompe en México después de 2 días

HUIXTLA, México (AP) — Miles de migrantes que partieron del sur de México con el objetivo de llegar a Estados Unidos interrumpieron su marcha el domingo luego de que las autoridades mexicanas otorgaran unos 3.000 permisos de residencia temporal.

Los permisos permitirán a los inmigrantes, principalmente venezolanos y centroamericanos, permanecer en territorio mexicano hasta por 30 días mientras siguen los trámites migratorios, dijeron funcionarios del Instituto Nacional de Migración de México.

“Vamos a ir a Estados Unidos en bus porque ya tenemos la autorización. Ya no necesitamos caminar”, dijo un venezolano, William Molina, luego de recibir su permiso. Viaja con 10 parientes.

El grupo, que comenzó a caminar desde la ciudad fronteriza de Tapachula el viernes, fue la novena caravana de migrantes que se forma en lo que va del año en el sur de México.

La migración ha vuelto a ser el centro de atención luego del descubrimiento la semana pasada de un camión de carga abandonado en San Antonio, Texas, con más de 60 migrantes adentro. Cincuenta y tres de ellos murieron.

La tragedia coincidió con una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos que permitió al gobierno de Biden poner fin a una medida impuesta por el presidente Donald Trump que obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México mientras los funcionarios estadounidenses procesaban sus solicitudes de asilo.

Aunque las caravanas de migrantes han llamado la atención de los medios, quienes participan en ellas representan un pequeño porcentaje del flujo migratorio que llega diariamente a la frontera entre México y Guatemala, muchas veces con la ayuda de traficantes.

READ  Comunidades mexicanas en Shanghai celebran el Mes de México con partidos de fútbol

Otro venezolano del grupo, Francisco Daniel Marcano, dijo que esperaba que la autorización lo ayudara a llegar al norte de México e ingresar a territorio estadounidense. Pero, dijo, si no puede entrar a Estados Unidos, intentará encontrar trabajo en el norte de México para ganar dinero y enviárselo a sus padres y tres hijos en Venezuela.

En los últimos 30 días, al menos tres grandes grupos, que suman unas 13.000 personas, han intentado salir a pie de la frontera guatemalteca, según la agencia migratoria de México.

Muchos migrantes se oponen a la estrategia mexicana de mantenerlos en el sur, lejos de la frontera con Estados Unidos. Dicen que el proceso de normalización de su estatus, generalmente a través de la solicitud de asilo, lleva mucho tiempo y no pueden mantenerse mientras esperan semanas en Tapachula porque los trabajos son escasos.

Pero las últimas caravanas, compuestas en su mayoría por familias enteras, lograron avanzar solo unos 45 kilómetros hasta Huixtla, donde las autoridades mexicanas lograron dispersar a los grupos mediante la emisión de permisos de residencia temporal.

Julián Tejera

"Estudiante general. Amante de la comida. Fanática de los viajes. Evangelista zombi. Mente ávido del tocino"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar