Mundo

Nueva Zelanda presionó a los franceses sobre el pacto entre las Islas Salomón y China, según muestran cables | Noticias

Taipei, Taiwán – Nueva Zelanda presionó a los territorios franceses del Pacífico para que respondieran a la noticia de un controvertido pacto de seguridad entre China y las Islas Salomón que encendió las alarmas en las capitales occidentales, revelan documentos recientemente publicados.

Apenas unos días después de que se publicara en línea una versión borrador del pacto de seguridad en marzo de 2022, representantes de Nueva Zelanda, Australia y Francia se reunieron para discutir las implicaciones para la región, según muestran cables diplomáticos obtenidos por Al Jazeera.

Aunque la naturaleza precisa de las discusiones no está clara debido a la redacción de los documentos, los cables sugieren que Wellington esperaba que las autoridades de la Polinesia Francesa y Nueva Caledonia tomaran una posición sobre el acuerdo entre China y las Islas Salomón.

Los diplomáticos neozelandeses en la capital de Nueva Caledonia, Noumea, señalaron en sus informes a Wellington que ni la Polinesia Francesa ni Nueva Caledonia “probablemente adoptarán una posición pública” sobre el acuerdo.

Después de una reunión con el Alto Comisionado de Nueva Caledonia, Patrice Faure, el 30 de marzo, las autoridades de Nueva Zelanda informaron que habían transmitido una “sugerencia” no especificada a su homólogo francés, “señalando la necesidad de que la primera respuesta fuera de los líderes del Pacífico y [Pacific Islands Forum]”.

“Sugerimos que sería útil para Faure…” dijeron los diplomáticos neozelandeses, refiriéndose a la acción sugerida cuyos detalles están ocultos en los documentos.

«Faure se comprometió a hacerlo, además de hablar con el Alto Comisionado Sorain, su homólogo en Papeete, con el mismo objetivo en mente», dijeron los diplomáticos, en referencia al Alto Comisionado de la Polinesia Francesa, Dominique Sorain.

READ  Brote de Covid-19 en China: Shanghai permitirá a los padres mantener a los niños infectados

Los funcionarios de Nueva Zelanda mantuvieron tres reuniones en total con funcionarios de los territorios franceses de ultramar entre el 29 y el 30 de marzo, según muestran los documentos, incluidas conversaciones con el presidente de la Polinesia Francesa, Édouard Fritch, y con François Behue, jefe del departamento de cooperación y relaciones regionales. Caledonia.

La entonces cónsul general de Australia en Nueva Caledonia, Alison Carrington, se unió a los diplomáticos neozelandeses en sus reuniones con Faure y Behue, según los documentos.

No
[New Zealand Ministry of Foreign Affairs and Trade]

Los ministerios de Asuntos Exteriores de Nueva Zelanda y Australia, y los altos comisionados franceses en Nueva Caledonia y la Polinesia Francesa, no respondieron a las solicitudes de comentarios de Al Jazeera.

La noticia del pacto de seguridad entre las Islas Salomón y China de 2022 ha provocado alarma en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, que durante mucho tiempo han considerado a las naciones insulares del Pacífico su patio trasero geopolítico.

Los funcionarios occidentales han expresado su preocupación de que China pueda utilizar el pacto para establecer una base militar en las Islas Salomón, que están a unos 2.000 kilómetros (1.242 millas) de Australia y a 3.000 kilómetros (1.864 millas) de las principales instalaciones militares estadounidenses en Guam, que a la vez Beijing y Honiara lo negaron.

La entonces primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arden, calificó el acuerdo de «gravemente preocupante» y advirtió que podría conducir a la «militarización» del Pacífico, haciéndose eco de advertencias similares de Estados Unidos y Australia.

Francia fue comparativamente silenciosa en su respuesta al pacto, a pesar de la presencia de más de medio millón de ciudadanos franceses y 2.800 militares repartidos por todo el Pacífico.

Mientras que Nueva Caledonia y la Polinesia Francesa han elegido legislaturas que se ocupan de cuestiones internas, París se ocupa de la seguridad y la defensa de los territorios.

READ  Diputados que se jubilan reflexionan sobre decisión y miran al futuro

Nueva Caledonia, hogar de una base militar francesa, está a menos de 1.400 kilómetros (870 millas) al sur de las Islas Salomón y su pueblo nativo canaco comparte vínculos étnicos con los isleños de Salomón.

Anna Powles, profesora del Centro de Estudios de Defensa y Seguridad de la Universidad de Massey, dijo que los cables diplomáticos sugerían que Wellington quería enviar un «mensaje claro a París de que cualquier respuesta debía estar liderada por el Pacífico».

Powles dijo que ni Francia ni sus territorios de ultramar han sido muy activos en el Foro de las Islas del Pacífico (PIF), aunque el presidente francés, Emmanuel Macron, ha hecho de Asia-Pacífico una parte central de su estrategia de política exterior desde 2018.

Francia no es miembro del foro, pero indirectamente tiene un asiento en la mesa a través de sus territorios de ultramar.

Macron
El presidente francés, Emmanuel Macron, buscó aumentar la influencia de su país en el Pacífico [Ludovic Marin/EPA-EFE]

Los intentos de Macron de trabajar más estrechamente con miembros de la alianza de inteligencia Five Eyes, formada por Australia, Canadá, Nueva Zelanda, el Reino Unido y Estados Unidos, en la región se descarrilaron después de que un acuerdo sobre submarinos con Canberra fracasara en 2021, lo que llevó a la formación de la alianza de seguridad AUKUS entre Australia, el Reino Unido y Estados Unidos, aunque las relaciones han mejorado desde entonces.

En diciembre, Francia acogió en Numea la reunión de Ministros de Defensa del Pacífico Sur, acompañada por Australia, Chile, Fiyi, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea y Tonga, con la participación de Japón, el Reino Unido y los Estados Unidos en calidad de observadores.

El intento de Francia de ampliar su influencia en el Pacífico también llega en un momento en que están en marcha movimientos independentistas en Nueva Caledonia y la Polinesia Francesa, donde París teme una creciente influencia china.

READ  Perro mascota rescata a mujer durante ataque de canguro en Australia

Macron advirtió el año pasado sobre un “nuevo imperialismo” en el Pacífico en comentarios que se cree estaban dirigidos a China, aunque no mencionó a Beijing por su nombre.

Cleo Paskal, miembro no residente de la Fundación para la Defensa de las Democracias, dijo que los cables diplomáticos parecían mostrar a Nueva Zelanda tratando de eludir la burocracia francesa.

“Habría pensado que si hablaban en serio sobre Francia… podrían ir a la embajada francesa en Wellington. Parece, en el mejor de los casos, torpe y no necesariamente con una comprensión total de las complejidades de la relación de Francia con China”, dijo Paskal a Al Jazeera.

Paskal dijo que era difícil evaluar las intenciones de Nueva Zelanda ya que Wellington estaba en ese momento trabajando para mejorar las relaciones con Beijing, mientras que el Foro de las Islas del Pacífico tenía poco que decir sobre cuestiones que involucraban a las Islas Salomón y China.

“Francamente, no sé qué están haciendo. El PIF nunca estuvo cerca de hacer una declaración como esta, el único dirigente regional que hizo una declaración sobre esto fue [President] David Panuelo de los Estados Federados de Micronesia y no ha recibido mucho apoyo abierto de toda la región”, dijo.

“Nueva Zelanda estaba tratando de normalizar las relaciones con China y reunir al PIF para decir algo. No es congruente con cosas que se sabían públicamente sobre la posición de Nueva Zelanda en ese momento y la posición del PIF todavía”.

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba