Las noticias más importantes

Liquidación de Buildhub: 145 inmigrantes sudamericanos despedidos, pasivos de 2,2 millones de dólares

Los trabajadores migrantes sudamericanos dicen que todavía están esperando su pago luego de la liquidación de Buildhub. Foto/Michael Craig

Alrededor de 145 empleados que emigraron de América del Sur fueron despedidos o redundantes en la empresa de contratación laboral Buildhub, según el primer informe de los liquidadores.

Gareth Hoole y Raymond Cox, de Ecovis KGA en Newmarket, despidieron a 115 personas inmediatamente después de que los propietarios de Buildhub los contrataran, pero poco antes ya habían despedido a entre 20 y 30 empleados, dijeron.

Buildhub, propiedad de Mariela Andrea Ehijo Contreras y Monsan Enterprises and Investments, tiene $2,2 millones en pasivos que incluyen una deuda de $1,3 millones con el IRS y $219,391 en salarios y vacaciones pagadas a los empleados, descubrieron los liquidadores.

Los activos fueron valorados en $2,1 millones, incluyendo $762.000 de propiedad intelectual a través de la plataforma digital de la compañía, $669.000 adeudados en cuentas por cobrar, $108.000 en activos fijos y $235.000 en cuentas por cobrar a partes relacionadas.

Pero Hoole y Cox dijeron que la valoración de la propiedad intelectual de 762.000 dólares era “cuestionable” y que aún no habían determinado otros valores contables de activos.

“La empresa tiene varios saldos pendientes que requieren cobro. Los liquidadores perseguirán a los deudores pendientes utilizando todos los recursos legales disponibles”, afirma el informe.

oh Heraldo informó ayer cómo más de dos docenas de trabajadores migrantes utilizaron sus ahorros para emigrar aquí, pero dicen que su futuro está en el limbo después de la liquidación.

Norma Schwenke está ayudando a ex empleados de Buildhub en Sudamérica. Foto/Michael Craig

Buildhub era un empleador aprobado bajo el esquema de visas de trabajo para empleadores acreditados por Inmigración de Nueva Zelanda (INZ).

También estuvo en el centro de una investigación del INZ tras acusaciones de engañar a trabajadores migrantes para que vinieran a Nueva Zelanda con contratos de trabajo falsos, pero fue absuelto de cualquier delito penal a principios de este mes.

READ  Restos de residencias aztecas y jardines flotantes desenterrados en Ciudad de México

La empresa acusó a los empleados de faltar al trabajo intencionadamente, de trabajar por “dinero clandestino” y de recibir asesoramiento de organizaciones e individuos externos sobre “cómo abusar del sistema de inmigración y solicitar visas de explotación de inmigrantes”.

El fracaso de Buildhub se produce después de que la importante empresa de contratación laboral ELE entrara en administración justo antes de Navidad, debiendo 12,3 millones de dólares, según Deloitte. ELE tenía más de 1.000 empleados, entre ellos unos 750 de Filipinas, algunos obligados a dormir en coches tras ser despedidos.

Hoole y Cox dijeron que Buildhub debía a los acreedores garantizados 185.000 dólares y a los accionistas 359.000 dólares en préstamos.

Fernando González con su esposa Ximena y sus hijos Emilia, de 11 años, y Vicente, de 9. Foto/Michael Craig
Fernando González con su esposa Ximena y sus hijos Emilia, de 11 años, y Vicente, de 9. Foto/Michael Craig

“La empresa dejó de operar desde el día del nombramiento de los liquidadores y los liquidadores despidieron a los 115 empleados restantes de la empresa… Los liquidadores entienden que otros 20 a 30 empleados ya habían sido despedidos por la empresa antes al nombramiento de los liquidadores”, dice el informe.

Hoole y Cox nombraron a algunos de los acreedores de Buildhub como Bunnings, el prestamista Prospa, Seascape (2010), CP Auckland LP a través del inversor inmobiliario Oyster Group y el prestamista Bizcap NZ como acreedores. Hubo “numerosas personas” que también reclamaron dinero, pero por razones de privacidad se ocultaron sus nombres y datos de contacto.

La empresa recién se constituyó en 2019 como contratista y proveedor de mano de obra que contrató personal.

En un giro cruel, el informe citaba al director de la empresa culpando a los medios y a los empleados por su fracaso. El único director es Daniel Ramírez Ordas de Ellerslie, según muestra la Oficina de Sociedades, aunque Mariela Contreras de Ellerslie dejó de ser directora recién el 11 de febrero.

READ  Pabellón de acero con contrapeso de masas de gaviones suspendidos en México

“Los liquidadores entienden que la empresa recibió una acreditación de empleador aprobada por Immigration New Zealand en 2022 y pasó a la contratación laboral a gran escala a través de una plataforma digital que se ha utilizado en países extranjeros, particularmente en América del Sur, para atraer trabajadores migrantes calificados a Nueva Zelanda. Zelanda.

“El primer contingente de empleados extranjeros llegó a Nueva Zelanda en noviembre de 2022. Se informó a los liquidadores que el negocio generaba pérdidas y ya no era una propuesta comercial viable.

De izquierda a derecha: Nicole Orostica y Víctor Ortega con su hija Victoria, de 5 años, y Camila Ortega.  Foto/Michael Craig
De izquierda a derecha: Nicole Orostica y Víctor Ortega con su hija Victoria, de 5 años, y Camila Ortega. Foto/Michael Craig

“Las principales razones de esta situación, citadas por el director, se centraron principalmente en cuestiones que surgieron alrededor de junio-julio de 2023, cuando un grupo de empleados presuntamente conspiró con otras agencias y personas, formulando acusaciones contra la empresa de malos tratos y prácticas laborales inadecuadas.

“Estas acusaciones fueron ampliamente difundidas en los medios de comunicación, incluso en los países objetivo donde se buscaban trabajadores migrantes, lo que obstaculizó el funcionamiento fundamental de la dotación de personal. Los directores de la empresa se acercaron voluntariamente a Immigration New Zealand y se llevó a cabo una investigación”, dice el informe.

Hoole y Cox habían visto un documento de Immigration New Zealand que exoneraba a Buildhub de acusaciones de tráfico y explotación de migrantes, diciendo que no iniciaría ningún proceso penal.

Sin embargo, Immigration New Zealand remitió a los denunciantes a los servicios de empleo. Los liquidadores entienden que no se consideró justificada ninguna acción adicional contra Buildhub a través de estos canales, y todas esas quejas se han resuelto satisfactoriamente.

«Sin embargo, la publicidad adversa en los medios y el efecto en cadena sobre la reputación provocaron problemas de recuperación de la deuda y de flujo de caja, y los clientes se aprovecharon de la situación, aunque Immigration New Zealand decidió no seguir adelante con este asunto», escribieron Hoole y Cox. .

READ  Terremoto moderado de magnitud 4.3 golpea 106 km al suroeste de El Azufre, México temprano en la mañana / VolcanoDiscovery

La empresa había agotado todos los recursos disponibles y tenía deudas con los empleados, el IRS, acreedores y otras cuentas por pagar que no podía pagar.

Los accionistas aportaron financiación, pero ésta se agotó y no había perspectivas realistas de seguir operando, «teniendo en cuenta la publicidad adversa y el daño a la reputación de la empresa».

«La compañía ha presentado una reclamación de seguro por las pérdidas sufridas debido a la interrupción del negocio, que los liquidadores están revisando y procesando con la aseguradora», dice el informe presentado el viernes.

Anne Gibson fue la HeraldoEditor inmobiliario de la empresa durante 24 años, ha ganado numerosos premios, ha escrito libros y cubierto extensamente propiedades aquí y en el extranjero.

Angélica Bracamonte

"Practicante de comida incurable. Amigo de los animales en todas partes. Especialista en Internet. Nerd de la cultura pop".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba