Deporte

Explicando la historia de las Fiestas Patrias en América Latina

Los festivales cívicos a menudo nacen de la necesidad de un estado de presentar la visión oficial de sí mismo. Es donde le muestran a la gente de ese estado lo que es de importancia nacional, al menos según el gobierno. Por ejemplo, el 24 de julio, los ecuatorianos, así como muchas otras naciones, celebran el cumpleaños del venezolano Simón Bolívar para conmemorar su papel en la liberación de América del Sur del dominio español.

Las Fiestas Patrias, o celebraciones de la independencia, en América Latina surgieron exactamente por esta razón. En ese momento, los países que ahora llamamos América Latina acababan de liberarse del dominio español y navegaban por su nuevo futuro poscolonial. Ya no eran colonias gobernadas por otra nación; sin embargo, la presencia de criollos (descendientes de españoles nacidos en colonias latinoamericanas, principalmente latinoamericanos de primera generación) complicaba las cosas.

¿Por qué comenzaron las celebraciones de Fiestas Patrias?

A menudo, cuando hablamos de la historia de las Américas, se le recuerda la perspectiva ideológica de «luchar por la libertad». En realidad, una gran razón detrás de la lucha por la independencia dependía de las demandas económicas de la élite minoritaria, a saber, los criollos.

Bajo el reinado de España, los criollos eran considerados la clase alta dominante; en el mundo poscolonial, los cambios en la jerarquía de castas significaron que su estatus privilegiado comenzaba a erosionarse. Por lo tanto, gran parte de lo que influyó en la formación de Fiestas Patrias en América Latina tuvo que ver con el esfuerzo de los criollos por dirigir el cambio de narrativa cultural de una colonia leal a una nación independiente. Era necesario contar una nueva historia para continuar con el mito del reinado criollo en las Américas.

READ  El secreto del éxito de Vucetich y su capacidad para "revivir" equipos como Chivas


Para los criollos era importante inventar una tradición que los instalara como héroes y al mismo tiempo creara una identidad nacional compartida. En otras palabras, sabían que tenían que utilizar los encuentros culturales como una forma de inculcar valores y adoctrinar a las clases bajas.

Hoy en día, las historias de origen de las Fiestas Patrias en América Latina siguen en debate, la pregunta es si nacieron de la conquista o de la época precolonial. Esta dicotomía aún se refleja en las diferentes facetas presentes en las celebraciones de hoy en diferentes países.

También es importante notar que la historia africana y asiática en las Américas ha sido en gran medida removida de la historia de los criollos, así como un recordatorio certero del genocidio de los grupos indígenas y las luchas actuales.

¿Cómo son las Fiestas Patrias modernas?

En cualquier país latinoamericano, habrá componentes similares en torno a lo que constituye una celebración del Día de la Independencia. Algunos son de unos pocos días, algunos son de una semana, mientras que otros pueden durar hasta un mes. En términos generales, la anatomía de una Fiesta Patrias se divide en muchas festividades diferentes que tienden a extenderse a las historias y el folclore de otras naciones.

Encontrarás comida, baile y música en cada una de las celebraciones, y aunque cada país tiene sus propias tradiciones, tienden a superponerse. Después de todo, las fronteras entre países son relativamente arbitrarias, especialmente cuando esas fronteras se crearon sin tener en cuenta los derechos territoriales indígenas.

READ  Gustavo Matosas se despide del Club Veracruzano y de la Liga de Fútbol

Por lo general, encontrará discursos de oficiales militares y sacerdotes católicos, exhibiciones militares, procesiones y obras de teatro religiosas y seculares, así como canciones y bailes culturales. Hay celebraciones que destacan veteranos, triunfos militares y aniversarios y para conmemorar hechos históricos. Por ejemplo, en honor a Dolores Bedoya, quien en 1821 llevó solo un farol por Guatemala con el mensaje de que ya era una nación independiente, se enciende la «Antorcha de la Independencia» y se la lleva a pie por Honduras, El Salvador y Nicaragua. , finalizando en Cartago, Costa Rica, el 14 de septiembre, víspera del Día de la Independencia.

En lugares como Nicaragua, las celebraciones incluyen procesiones folclóricas dirigidas por estudiantes al estilo de una banda de marcha, así como gimnasia rítmica, exhibiciones de arte, procesiones de brigadas escolares y procesiones de estudiantes que se destacan en lo académico y en los deportes.

Los ecuatorianos celebran «El Día del Primer Grito de Independencia de Quito», que significa «el día de la primera declaración de independencia de Quito» el 10 de agosto de 1809. Fue una gran y épica batalla al pie de un volcán y es el material de la leyenda.

Y si bien la historia de la independencia latinoamericana muestra a los españoles como despreciados e indeseados, hoy se les recuerda con un sentimentalismo más paternal. Asimismo, el enfoque de estas festividades ha cambiado a lo largo de la historia según quién esté en el poder, y sin duda seguirá haciéndolo.

Julián Tejera

"Estudiante general. Amante de la comida. Fanática de los viajes. Evangelista zombi. Mente ávido del tocino"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba