Deporte

Danke, Seb: F1 dice adiós al retiro de Vettel después de 16 años | Formula Uno

BSalir con la ovación de pie de la multitud y corear tu nombre es quizás la despedida más tierna que un concursante puede esperar. En Abu Dabi el domingo Sebastián Vettel terminó su carrera en la Fórmula 1 con esa recepción. Admirado y respetado, la partida de Vettel realmente deja el deporte un poco más pobre.

El piloto de 35 años completó su último gran premio en Yas Marina después de 16 años en la F1 y cuatro títulos mundiales. Ha sido una carrera y, en particular, para un personaje perspicaz y reflexivo, uno que no tiene una trayectoria recta. Aquí estaba un hombre que terminaba su carrera en medio de una efusión de afecto genuino y una sensación de tristeza por su partida, donde una vez había enemistado a tantos como había amado.

El Vettel que ganó esos títulos con Red Bull entre 2010 y 2013 era un piloto considerado arrogante y, a menudo, interpretado como el villano. Apodado el «fingerboy» por su ola triunfal de un solo dígito después de una victoria y la actitud a menudo despiadada, egoísta y de ganar a toda costa del infame incidente multi-21 con Mark Webber, donde desobedeció las órdenes del equipo, tan determinado que iba a llevarse la victoria.

Sin embargo, este fin de semana los 20 pilotos llevaron a Vettel a una cena de despedida, donde su gran rival Lewis Hamilton pagó la cuenta. Estaban, sin excepción, alabando a Vettel. Doscientos miembros del paddock de F1 de equipos, medios y F1 corrieron en la pista con Vettel en Yas Marina el sábado por la noche, su pequeña forma de decir «Danke Seb» como decían sus camisetas.

READ  Se anuncia el calendario de las Semifinales de la Liga de Campeones Scotiabank Concacaf 2023

Como piloto, nunca se cuestionó su talento, pero a medida que envejecía, se convirtió en un personaje genuinamente admirable e intrigante. Su pasión absoluta por el deporte y su historia era clara. Al igual que su compromiso de hacer un buen uso de su cargo para resaltar el racismo, la diversidad, los derechos de las mujeres y LGBTQ+, y la emergencia climática.

Del joven que debutó en 2007 y luego conquistó la F1 al convertirse en su campeón mundial más joven en 2010 ha surgido un hombre más maduro y completo. Un hombre que, estaba claro, era casi imposible no gustar.

Condujo con el mismo compromiso, ya que todavía hubo momentos de gran dramatismo, alimentados por la fuerte emoción que le inspiraban las carreras. Conducir para Hamilton en Bakú en 2017 fue petulante y peligroso, y de manera similar en Canadá en 2019 no recibió una sanción por bloquear bien a Hamilton, pero Vettel siempre fue lo suficientemente grande como para disculparse una vez que se le pasó la adrenalina.

Era un auténtico deportista, inteligente y elocuente, tanto que él y Hamilton, feroces competidores, se hicieron amigos. Reconocieron que era la forma en que se trataban entre sí lo que importaba y reconocieron en cada uno espíritus afines en su deseo de marcar la diferencia en el mundo real.

Vettel nunca más alcanzó la cima de esos cuatro títulos. Tuvo dos oportunidades más en 2017 y 2018 con Ferrari, pero Hamilton y Mercedes lo frustraron en ambas ocasiones. Siguieron dos años con Aston Martin cuando se separó de la Scuderia en 2020. Su tiempo allí fue una lucha cuesta arriba en un automóvil pobre, pero, no obstante, está totalmente comprometido.

READ  Lando Norris destaca áreas que necesita mejorar en 2022

Intensamente reservado, deja la F1 para pasar más tiempo con su familia, la relación con la que siempre ha dicho que le define como persona mucho más que la F1. Lo cual es indicativo de un hombre con sus prioridades en orden.

Entonces, Vettel parte en sus propios términos, debidamente satisfecho con sus logros como piloto y como hombre, y lo extrañaremos. “Me divertí mucho y pude aprovechar el éxito y ganar campeonatos”, dijo en Abu Dhabi. “Desde el punto de vista deportivo ha sido enorme, pero también he podido crecer y madurar en muchos sentidos, reflexionar sobre muchas cosas”.

Julián Tejera

"Estudiante general. Amante de la comida. Fanática de los viajes. Evangelista zombi. Mente ávido del tocino"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba