Mundo

Correos electrónicos extensos y detallados del propietario al inquilino citados en la decisión

Gaimhreadhan O'Coileain, también conocido como George Amber, envió correos electrónicos

Andy MacDonald/cosas

Gaimhreadhan O’Coileain, también conocido como George Amber, envió correos electrónicos «prolijos» a un inquilino de Nelson, lo que contribuyó a una relación turbulenta.

Una inquilina cuyo arrendador «prolijo» le envió extensos correos electrónicos que encontró «insultantes y abusivos» recibió $100.

Según un fallo del Tribunal de Arrendamiento, el hombre de Nelson, Gaimhreadhan O’Coileain, también conocido como George Amber, envió a su inquilino una «gran cantidad de correos electrónicos».

En uno, O’Coileain le indicó que: «… revise específicamente los correos electrónicos al menos una vez al día y responda de manera integral dentro de las 26 horas posteriores a la fecha y hora de los correos electrónicos entrantes usando un estilo intercalado con comillas recortadas».

En su decisión, el juez Michael Brennan le dijo a O’Coileain que sus correos electrónicos «prolongados» contribuyeron a una «relación de arrendamiento problemática».

VER MÁS INFORMACIÓN:
* Estudiantes internacionales advierten sobre lagunas en las pensiones
* El ‘sueño’ de la comunidad alternativa se vuelve amargo a medida que se intensifica la batalla de desalojo

No es la primera vez que los inquilinos sacan a relucir las comunicaciones de O’Coileain: en 2020, sus ex reclusos se quejaron de largos correos electrónicos casi diarios y páginas de reglas de la casa perniciosas.

Además del contacto constante, los internos plantearon un incidente en el que se les pidió que limpiaran a fondo una lavandería durante varias horas.

El fallo dice que el inquilino, que tiene supresión de nombre, se mudó a la propiedad central de Nelson de O’Coileain en junio de 2021.

La respuesta de O’Coileain a su pregunta inicial sobre la propiedad fue un «presagio» de lo que vendrá, dijo Brennan.

READ  Nuevo ciudadano movido por ceremonia

«¿Hay alguna buena razón por la que ignoraste lo que escribimos en nuestro anuncio?» el propietario le envió un correo electrónico. “ENVÍENOS UN CORREO ELECTRÓNICO con TODOS sus detalles relevantes: detalles biográficos como fecha de nacimiento, planes futuros y aspiraciones.

“Sin nombre COMPLETO = SIN RESPUESTA… Sin número de teléfono del trabajo = probablemente SIN RESPUESTA. Pregunte cualquier variación de ‘¿aún disponible?’ = DEFINITIVAMENTE NO RESPONDEMOS.”

Con O’Coileain en el extranjero durante períodos prolongados, nombró a un agente, Joseph Angelo, para supervisar el contrato de arrendamiento.

(Angelo ha estado involucrado en sus propias disputas de arrendamiento: recientemente, una decisión del Tribunal Superior le ordenó abandonar su comuna de Golden Bay. O’Coileain compareció en apoyo de Angelo en la audiencia del Tribunal Superior).

Pronto surgieron problemas: Angelo, que vivía de forma remota, era difícil de localizar. Cuando el inquilino se acercó a O’Coileain, él «insistió en ciertos formatos y protocolos de respuesta que me parecen engorrosos», dijo Brennan.

Cuando el inquilino le envió un correo electrónico a Angelo sobre una gotera en el techo, respondió al día siguiente, copiando a varias personas en el correo electrónico. El inquilino se opuso a que las partes copiadas tuvieran acceso a la conversación, lo que provocó un intercambio «prolongado».

El flujo y reflujo en el techo provocó un deterioro en la relación propietario-inquilino, lo que impidió las reparaciones y provocó la finalización del contrato de arrendamiento, dijo Brennan.

En la solicitud de la inquilina, citó «correos electrónicos groseros, ofensivos y abusivos» y dijo que sus propios correos electrónicos fueron reenviados a múltiples destinatarios.

La contrademanda de O’Coileain incluía una serie de demandas, que incluían un aumento en el alquiler a pagar atrasado e instrucciones al inquilino para mantener las cercas de la propiedad «limpias y libres de líquenes».

READ  Más de 81.000 personas afirman haber sufrido abuso sexual en Boy Scouts

Aunque la inquilina reclamó $420 por daños por las goteras del techo, Brennan le otorgó $100, pagaderos por Angelo, citando su parte en la relación rota que impidió las reparaciones.

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba