Mundo

Académico se pronuncia en contra del plan de aguas residuales de Japón para el Pacífico

Una importante voz del Pacífico en el mundo académico se pronuncia en contra del plan de Japón de verter agua contaminada en el Océano Pacífico.

El Decano Asociado de la Universidad de Auckland, Pacífico, Sir Collin Tukuitonga, se opone con vehemencia a la decisión de liberar 1,25 millones de litros de aguas residuales tratadas de la dañada central nuclear de Fukushima Daiichi.

«Si bien la ciencia de este problema quizás pueda discutirse de todos modos, es completamente inaceptable arrojar aguas residuales contaminadas en nuestro Océano Pacífico», dijo Tukuitonga.

“Los pueblos del Pacífico dependen del océano para su sustento y para alimentar a sus familias. Somos los guardianes del océano más grande y precioso del mundo. No hay absolutamente ninguna forma de que el Pacífico pueda ser el vertedero de estos desechos”.

VER MÁS INFORMACIÓN:
* Japón retrasa la descarga de aguas residuales nucleares en el Pacífico
* ‘Confiamos en el gobierno de Japón’, dice el presidente de los Estados Federados de Micronesia sobre el vertedero de residuos nucleares en el Pacífico
* Japón revisa el plan para liberar agua nuclear tratada en el Océano Pacífico

Un terremoto en marzo de 2011, seguido de un tsunami, causó grandes daños a la planta y dejó fuera de servicio su sistema de refrigeración.

La planta de energía nuclear ya no funciona, pero para evitar que los reactores se sobrecalienten, se bombean cientos de toneladas de agua a través de los reactores todos los días.

El académico de la Universidad de Auckland, Sir Collin Tukuitonga, se unió al coro de voces del Pacífico que se oponen a un plan para verter las aguas residuales tratadas de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi en el Océano Pacífico.

David White/Coisas

El académico de la Universidad de Auckland, Sir Collin Tukuitonga, se unió al coro de voces del Pacífico que se oponen a un plan para verter las aguas residuales tratadas de la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi en el Océano Pacífico.

Como Japón se queda sin espacio para almacenar esta agua contaminada, planea verter las aguas residuales tratadas directamente en el Pacífico.

READ  COVID-19: Por qué es demasiado pronto para entrar en pánico por la eficacia de la vacuna COVID y la variante Omicron

A pesar de las protestas, se espera que el desalojo comience a finales de este año y continúe durante 30 o 40 años.

Muchas naciones del Pacífico han expresado su oposición al plan, incluido el primer ministro de las Islas Cook, Mark Brown, quien encabeza una delegación a Japón para presentar el caso en contra de la propuesta.

Tukuitonga dijo que era importante que las naciones más grandes del Pacífico, como Aotearoa, Nueva Zelanda, usaran sus voces para oponerse al desalojo.

“Nueva Zelanda tiene la responsabilidad con sus socios en la región de hacer frente a Japón por su falta de consideración por los pueblos del Pacífico que viven en la región, que dependen en gran medida del océano para su sustento”, dijo.

El tema ocupó un lugar destacado en la agenda del Retiro Especial de Líderes del Pacífico en Fiji el viernes.

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba