Las noticias más importantes

Proyecto Tren Maya de México divide a los mayas a su paso

comentario

Se suponía que el proyecto Tren Maya de México traería desarrollo a la Península de Yucatán, pero a lo largo de la costa caribeña del país está amenazando al pueblo indígena maya que lleva su nombre y dividiendo a las comunidades a las que se suponía ayudaría.

Un tramo corta un camino selvático de 108 kilómetros entre los centros turísticos de Cancún y Tulum, sobre algunos de los sistemas de cuevas subterráneas más complejos y frágiles del mundo.

Es uno de los proyectos emblemáticos del presidente Andrés Manuel López Obrador y ha generado objeciones de ambientalistas, arqueólogos y buzos de cuevas, que han organizado protestas para evitar que las retroexcavadoras talen árboles.

Pero para los 300 residentes en su mayoría mayas del pueblo de Vida y Esperanza, el tren pasará muy cerca de sus puertas. Temen que contamine las cuevas que les suministran agua, ponga en peligro a sus hijos y corte el acceso al mundo exterior.

“No creo que haya nada maya” en el tren, dijo Lidia Caamal Puc, cuya familia se instaló en Vida y Esperanza hace 22 años. “Algunas personas dicen que traerá grandes beneficios, pero para nosotros los mayas que trabajamos la tierra, que vivimos aquí, no vemos ningún beneficio”.

López Obrador permitió que el proyecto del tren avanzara sin estudios de impacto ambiental. Durante más de dos años, las comunidades mayas se opusieron al ferrocarril, presentando impugnaciones legales argumentando que el ferrocarril violaba su derecho a un medio ambiente seguro y limpio. En julio, el presidente utilizó los poderes de seguridad nacional para avanzar a pesar de los fallos judiciales.

READ  Rancho Coastal Humane Society ayuda a rescatar a 18 perros de México

López Obrador dice que el objetivo del proyecto es desarrollar la parte históricamente pobre del sur de México.

“Queremos aprovechar todo el turismo que viene a Cancún para que tomen el Tren Maya y vean otras bellezas naturales, especialmente las antiguas ciudades mayas de Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco”, que son estados vecinos pobres, dijo. el mes pasado. .

La antigua civilización maya alcanzó su apogeo entre los años 300 d. C. y 900 d. C. en la Península de Yucatán y partes de América Central. Es mejor conocido por la construcción de templos monumentales.

Los descendientes de los mayas continúan viviendo en la península, muchos hablan el idioma maya y conservan las comidas, los cultivos, la religión y las prácticas medicinales tradicionales.

La línea del Tren Maya de 950 millas atravesará la Península de Yucatán, conectando balnearios y sitios arqueológicos.

Los costos e ingresos del tren no están claros. Se espera que el proyecto cueste alrededor de $ 8 mil millones, pero es probable que alcance los $ 11 mil millones, mientras que el gobierno estima que traerá $ 9,5 mil millones en beneficios.

López Obrador espera atraer bañistas a las ruinas y pueblos indígenas. No está claro cuántos quieren combinar estas dos actividades o si el turismo volverá a ser lo que era antes de la pandemia de coronavirus.

En Vida y Esperanza, el tren cruzará el estrecho camino de terracería que conduce al camino pavimentado más cercano. A menos que el ejército, que está construyendo la vía del tren, construya un puente sobre las vías, los aldeanos se verían obligados a tomar una carretera secundaria cuatro veces más larga para llegar a la autopista.

READ  Casa Parque Vía es una casa moderna y verde en la Ciudad de México

La agencia de turismo del gobierno que supervisa el proyecto del tren dice que se construirá un paso elevado. Pero tales promesas no se han cumplido en el pasado.

El ejército también planea llenar cavernas subterráneas para soportar el peso de los trenes que pasan, lo que podría bloquear o contaminar el sistema de agua subterránea.

El tren de alta velocidad no puede tener cruces a nivel del suelo y no estará cercado, por lo que los trenes de 100 mph pasarán por una escuela primaria. La mayoría de los estudiantes caminan para llegar allí.

Luis López, de 36 años, quien trabaja en una tienda local y se opone al tren, dijo que «puede tener beneficios menores, pero tiene desventajas».

“Los cenotes se llenarán o contaminarán”, dijo, refiriéndose a los sumideros de los que dependen los residentes. “Sobrevivo con agua de cenote, para lavar platos, para ducharme”.

Muchos residentes, que dependen de generadores diesel, prefieren tener electricidad que un tren turístico que nunca se detiene allí.

Otros apoyan el proyecto del tren por los trabajos que trajo durante la construcción.

Benjamin Chim, un taxista y camionero que ya trabaja en el Tren Maya, también perderá parte de su tierra por el proyecto. Pero dijo que no le importa, y señaló que «será una bendición, en términos de puestos de trabajo».

El arqueólogo y buzo de cuevas Octavio Del Rio dijo que el tren amenazaría la comprensión de algo más antiguo que los mayas. Descubrió restos humanos de ancestros mayas que pueden datar de hace 13.700 años en otra red de cuevas, pero él y otros buzos tardaron un año y medio en deambular por un solo sistema de cuevas. El colapso de la cueva de los Guardianes cerca del pueblo sería un duro golpe para la investigación.

READ  Gerardo Martino confirma conversaciones con Chicharito para regresar a México

“Corremos el riesgo de que todo esto quede enterrado y esta historia se pierda”, dijo Del Río.

Un recordatorio del equipo de KidsPost: Nuestras historias están dirigidas a niños de 7 a 13 años. Damos la bienvenida a los debates de los lectores de todas las edades, pero siga las pautas de nuestra comunidad y proporcione comentarios apropiados para su edad.

Angélica Bracamonte

"Practicante de comida incurable. Amigo de los animales en todas partes. Especialista en Internet. Nerd de la cultura pop".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar