Deporte

Pequeños países sudamericanos superan dificultades financieras

Dolores Moreira es una uruguaya que alquila un barco para competir en los Juegos Olímpicos de París 2024 y lo remolca por Europa.

Moreira (también conocida como Lola), de 25 años, representará a Uruguay en los terceros Juegos Olímpicos de este verano.

Desde que hizo su debut olímpico en Río de Janeiro a los 16 años, ha viajado por Sudamérica con una balsa en el techo de su vehículo para competir a nivel regional.

No es nada nuevo alquilar un barco en Barcelona y llevarlo a Marsella por un coste menor.

“Conduje días y días con el barco arriba para facilitar el acceso y viajar a más campeonatos y perfeccionar mi técnica”, dijo Moreira en el Club Náutico La Estacada, en Montevideo. El club tiene vistas a un vasto estuario.

Según cifras presentadas por el Servicio de Impuestos Internos de EE. UU. en 2021, América del Sur y el Caribe recibieron la cantidad más baja de financiamiento del Comité Olímpico Internacional para becas de atletas en comparación con cualquier otra región.

Los presupuestos deportivos nacionales de América del Sur están dominados por el fútbol, ​​el deporte más popular y rentable del continente.

Moreira, oriundo de Paysandú, un barrio ribereño al noroeste del centro de la capital, dijo que en Uruguay no se realizan competencias de vela de alto nivel.

Dijo que para mejorar “hay que viajar constantemente al extranjero”, lo que implica acumular gastos.

Liber García, director del Comité Olímpico Uruguayo y banquero de Montevideo, es uno de sus directivos. García afirmó que en Uruguay, un país de 3,4 millones de habitantes, «todo, incluso la dirección (de los Juegos Olímpicos), es amateur».

READ  Mesa de ayuda del jardín: ¿Adónde se han ido todos los colibríes? | Noticias, Deportes, Trabajos

El director tomará una excedencia en julio, junto con otros 13 directores, para asistir a los Juegos. Todos cubrirán sus propios gastos de viaje.

Uruguay reservó menos de dos millones de dólares para todo un equipo en París. A pesar de los desafíos financieros, competirán 27 atletas de nueve deportes diferentes.

García afirmó que “esto dice mucho de la valentía, la resiliencia y el gran valor de nuestros deportistas”.

Una nueva ley aprobada el año pasado exige que el gobierno central uruguayo destine aproximadamente un millón de dólares al año a la Secretaría Nacional de Deportes para apoyar a deportistas y entrenadores.

Los presupuestos en Francia y otros países se miden en decenas de millones de euros.

Las federaciones podrían prepararse mejor para los Juegos si tuvieran un mandato que incluyera más recursos. Esto, afirmó García, ha puesto al país «en una posición mucho mejor que antes. Sin embargo, todavía no es suficiente».

Romper con juegos pasados

Guillermo Lijtenstein, de 33 años, estaba levantando pesas en un campo de entrenamiento local como parte del calentamiento para un equipo de rugby.

Lijtenstein, fisioterapeuta, considera que el apoyo financiero es muy importante. Afirmó que tuvo que hacer malabarismos con los partidos, los entrenamientos matutinos y las horas de trabajo durante su carrera de una década como deportista.

Los Teros Sevens, equipo que forma parte del circuito de alto rendimiento desde 2022 y viene captando patrocinadores, se clasificó como el primer equipo uruguayo de rugby para París.

Lijtenstein afirmó: «Solíamos dar un poco más y no pensar tanto en el aspecto económico, que creo que caracteriza a los deportistas uruguayos».

READ  El director de operaciones de McLaren, Jonathan Neale, se marcha después de 20 años con el equipo

Este año será la primera vez que se entregará un premio en efectivo a los campeones olímpicos de atletismo, como una pausa simbólica con respecto a juegos anteriores.

Otras federaciones internacionales criticaron la decisión de World Athletics de otorgar 50.000 dólares a cada medallista de oro en abril, pero los atletas quedaron en general satisfechos.

Dijo que si se ofreciera una medalla de oro de 50.000 dólares, sería suficiente para cubrir medio año de formación en Uruguay.

Diego Ardao (28), capitán del equipo, que dirigió el calentamiento en el campo de rugby, no estaba convencido de que una recompensa económica cambiaría la actitud local hacia los Juegos, aunque en general se mostró a favor de la recompensa.

Ardao afirmó que “todo el que compite aquí lo hace por motivos trascendentales y no por dinero”. “Más que sentirte orgulloso de representar a tu país”, como dice su equipo esta temporada. Jugué en los Juegos Olímpicos.» (Reporte y edición de Clare Fallon; Lucinda Elliot)

Julián Tejera

"Estudiante general. Amante de la comida. Fanática de los viajes. Evangelista zombi. Mente ávido del tocino"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba