Mundo

Diez años después del devastador tsunami en Japón, los científicos preguntan si podría suceder en Nueva Zelanda

Los científicos ven “fuertes paralelos”, pero también grandes diferencias entre la parte baja de la Isla Norte y el escenario del gran terremoto que creó el devastador Tsunami japonés hace 10 años.

El gran terremoto de magnitud 9 en el este de Japón ocurrió a las 14:46 (hora local) el 11 de marzo de 2011.

Según el Servicio Geológico Británico, el terremoto fue 11.000 veces mayor que el terremoto de magnitud 6,3 que afectó a Christchurch en febrero de 2011.

Un tsunami azotó una ciudad en el norte de Japón el 11 de marzo de 2011.

Kyodo News vía AP, Archivo

Un tsunami azotó una ciudad en el norte de Japón el 11 de marzo de 2011.

El tsunami que siguió golpeó hasta 10 kilómetros tierra adentro. Miles de personas murieron.

VER MÁS INFORMACIÓN:
* Los científicos se preparan para un avance futuro en la zona de subducción de Hikurangi
* Zona de subducción de Hikurangi parte de un enorme sistema de 3.500 km de extensión
* Cuando el megaflujo de la zona de subducción de Hikurangi desata el tsunami de ‘pensar en Japón 2011’

El profesor Tim Stern de la Universidad Victoria de Wellington dijo que había “fuertes paralelos” entre la escena del terremoto de Tōhoku-oki y el sur de la Isla Norte.

Casi todos los terremotos importantes tuvieron lugar en áreas llamadas zonas de subducción, donde una placa tectónica se hundió debajo de la otra, dijo Stern.

“Ambas áreas están soportadas por una zona de subducción donde la profundidad de las interfaces de las placas es de aproximadamente 25 km y el ángulo de las interfaces es de 10 a 20 grados”, dijo Stern.

La interfaz es donde las placas se frotan entre sí.

NOAA

La animación de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica ilustra lo que sucede cuando ocurre un gran tsunami.

La mayoría de los terremotos de magnitud 9 o más fuertes en los últimos 60 años han ocurrido a una profundidad de 20-30 km en una interfaz de subducción, dijo Stern. La interfaz de Wellington estaba a una profundidad de 25 km.

No se sabía si era posible un terremoto de magnitud 9 en el sur de la Isla Norte, dijo Stern. Los registros no llegaron lo suficiente.

“Algunos trabajos geológicos sugieren que puede haber habido algunos eventos muy grandes, pero todavía no sabemos exactamente qué tan grandes pudieron haber sido”, dijo Stern.

También hubo diferencias entre esa parte de este país y las áreas afectadas por terremotos de magnitud 9 en el pasado.

La diferencia más obvia fue que el sur de la Isla Norte está sobre el nivel del mar, mientras que los terremotos de magnitud 9 en los últimos 60 años han ocurrido a 10 a 200 km de la costa, desde Chile, Alaska y Sumatra, así como desde Japón.

Un hombre recorre en bicicleta la ciudad destruida de Minamisanriku en el noreste de Japón después del terremoto y tsunami de marzo de 2011.

AP Photo / David Guttenfelder, Archivo

Un hombre recorre en bicicleta la ciudad destruida de Minamisanriku en el noreste de Japón después del terremoto y tsunami de marzo de 2011.

“Actualmente estamos explorando estas diferencias y similitudes en un intento de tener una idea de si nuestra zona de subducción es capaz de producir eventos raros de magnitud 9 o sólo de 7 a 8 eventos de magnitud en un lapso de tiempo más regular”, dijo Stern.

Había ventajas en estar por encima del nivel del mar cuando se trataba de aprender sobre la interfaz entre las placas.

“Tenemos la oportunidad de utilizar la tecnología que tenemos para explorar la geometría y la estructura de esta interfaz y aprender más sobre ella”, dijo Stern.

“Podemos tener una mejor idea de lo que está sucediendo en la profundidad de esa interfaz que en algunas de esas otras áreas”.

Aunque se trabajó un poco para comprender las similitudes y diferencias entre el sur de la Isla Norte y las áreas afectadas por terremotos de magnitud 9, se necesitaba más.

La ciudad desértica de Minami Soma en abril de 2011, dentro del radio de 20 km de la zona de evacuación de los reactores nucleares de Fukushima Daiichi.

AP Photo / David Guttenfelder, Archivo

La ciudad desértica de Minami Soma en abril de 2011, dentro del radio de 20 km de la zona de evacuación de los reactores nucleares de Fukushima Daiichi.

El profesor John Townend, también de la Universidad Victoria de Wellington, dijo que antes del terremoto de Tōhoku-oki, no se pensaba que el área involucrada pudiera generar terremotos de magnitud superior a 8.

El terremoto de Tōhoku-oki ocurrió en la Zona de Subducción del noreste de Japón, donde la placa del Pacífico estaba siendo empujada bajo parte de la placa estadounidense a lo largo de la trinchera de Japón, a un ritmo de más de 8 cm por año, dijo Townend.

La geometría era similar a la de la zona de subducción de Hikurangi a lo largo de la costa este de la Isla Norte, donde la placa del Pacífico estaba siendo empujada por debajo de la placa australiana unos 4 cm por año.

Ahora se aceptaba que muchas, si no la mayoría, de las zonas de subducción podrían producir terremotos extremadamente grandes, dijo Townend.

Investigaciones de científicos internacionales y de Nueva Zelanda han revelado el potencial de terremotos de magnitud 9 en la costa este de la Isla Norte, que deben tenerse en cuenta al planificar y mitigar los riesgos, dijo.

“Esto tiene claras ramificaciones para Nueva Zelanda”.

El gran terremoto del este de Japón

Japón marcó el aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón y el tsunami que siguió el jueves (hora local).

Casi 16.000 personas murieron en el desastre y unas 2.500 siguen desaparecidas, según la Agencia Nacional de Policía de Japón.

El epicentro fue en el fondo del mar, a unos 80 km al este de la ciudad oriental de Sendai, a unos 300 km al norte de Tokio.

Se necesitaron poco más de dos minutos para que la mayor parte de la falla de 500 km se abriera, con temblores de hasta seis minutos en algunos lugares. El repentino movimiento vertical y horizontal de la placa tectónica del Pacífico desplazó el agua arriba, desencadenando la serie de olas de tsunami que causaron la mayor parte de la destrucción.

La ola de agua de mar alcanzó el interior hasta los 10 km, alcanzando los 40 metros sobre el nivel del mar. Las alturas del tsunami alcanzaron más de 10 metros a lo largo de varios cientos de kilómetros de costa en la región norteña de Tōhoku y 20 metros a lo largo de 200 kilómetros de costa.

El desastre provocó derrumbes en la central nuclear de Fukushima Daiichi.

Ayer, AP informó que 40.000 personas aún no han podido regresar a sus hogares en Fukushima y sus alrededores debido a la contaminación radiactiva resultante de los derretimientos.

READ  La oposición venezolana reestructurará la deuda externa cuando sea "legalmente posible"

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar